Los juegos de mesa vuelven a ponerse de moda

Emma Antón

Lunes 20 de febrero de 2017

Desde que era niño, Jorge Varela le inventaba a su hermano menor, Daniel, muchos juegos para mantenerlo entretenido; tenían una diferencia de diez años.

Con el correr de los años, al hobby se fueron sumando amigos cercanos y así se les ocurrió la idea de empezar a emprender con el pasatiempo. De este modo nació el 2013 Within Play, empresa que se dedica a crear y diseñar juegos de mesa.

“El mundo de los juegos de mesa igual es chiquito. A las familias y a los niños les gustan caleta los juegos de mesa, pero no tienen cómo llegar a ellos y tampoco se ofrecen como algo cotidiano, entonces una de nuestras intenciones es acercar los juegos de mesa nuevamente a las personas”, relata Jorge.

El primer juego que crearon fue Cazadores de Tesoros, cuya temática consiste en ingresar a una pirámide a buscar objetos valiosos. Es un juego de dados y tablero, pero de acuerdo a Jorge, lo hicieron muy parecido a como son los videojuegos: hay trampas, enemigos y los personajes se van equipando a medida que van avanzando.

Similar en modo de juego, pero con otra temática, es Ataque Zombie, en el que cada jugador asume el papel de una familia que huye de una horda de zombies. También cuentan con Rompecráneos, “que son juegos de ingenio donde vas haciendo secuencia, es una especie de mezcla entre un rompecabezas y sudoku, es como un puzzle”, cuenta Varela.

El resto de juegos con que cuentan los han realizado a pedido de instituciones. El primero que hicieron fue Resistencia Nativa, el cual desarrollaron en conjunto con el Instituto de Ecología y Biodiversidad.

“Es un juego que se trata de especies invasoras: especies introducidas por el hombre versus especies nativas de los bosques chilenos. Se trata de ir haciendo crecer un bosque eligiendo uno de los dos bandos disponibles: Nativos o Exóticos. Fue el primer juego ecológico que hicimos con temática bien educativa, pero al mismo tiempo es muy estratégico”, explica.

Probablemente éste último juego motivó a la Fundación Huilo Huilo a encargarles un título a Within Play, el que fue bautizado como Kurruf. La creación de éste se dio en medio de la liberación de los huemules que nacieron en cautiverio el año pasado.

“Kurruf era el aporte que quería hacer la institución a los colegios, pero quería que fuera algo diferente, no libros. Por eso nos contrataron para hacer el juego, que muestra la biodiversidad local”, detalla.

De acuerdo a Varela, Kurruf se trata de ir recorriendo los ecosistemas de la reserva y, a medida que se va avanzando, va saliendo la flora y fauna local. “Es súper entretenido y dinámico, creo que es nuestra joya, porque el juego logra aunar varias cosas, como que juegue la familia entera, que no sea excesivamente largo y que sea fácil”.

Los precios parten desde los 3 mil pesos hasta los 15 mil pesos y se pueden encargar a través de su página en Facebook, ya que hacen envíos a todo Chile.

Desconéctate

Además de los videojuegos, en Within Play comenzaron una iniciativa llamada Desconéctate, que tiene como fin unir y entretener a las personas mediante los juegos.

“La creamos en el Valle de Aconcagua y se trata de ir a colegios y bibliotecas. Nosotros llevamos los juegos y los niños y profesores pasan un rato jugando. Tenemos monitores que les enseñan a jugar. Es una invitación a desconectarse de las tablets y los celulares, a pesar de que no estamos en contra de estos dispositivos, pero sí queremos tratar de generar una opción diferente”, indica Varela.