Ingenieros probarán edificios reparados después del 27F

La Hora

Lunes 27 de febrero de 2017

Investigación busca demostrar que es más positivo reparar y no demoler las construcciones afectadas.
Por Isabeau Lavanderos

A siete años del 27F, un equipo de investigadores del Departamento de Ingeniería Estructural y Geotécnica de la Universidad Católica estudiará la capacidad sísmica de los edificios de hormigón armado que fueron reparados después del terremoto. El objetivo de la investigación, que comenzará en marzo, es crear una base de datos de los edificios afectados por eventos sísmicos, las técnicas de reparación utilizadas y los costos asociados a ellas.

Esto permitirá “mejorar el proceso de toma de decisiones relativas a la demolición o reparación de edificios dañados a futuro, tanto en Chile como en el extranjero”, indicó Matías Hube, investigador y profesor del Departamento de Ingeniería UC.

Según Hube, los resultados esperados determinarán que “los edificios son reparables y que Chile demuestre al mundo que cuando ocurran terremotos no es necesario demoler”. Además, agrega que esta “es una oportunidad única para avanzar verdaderamente en nuestro conocimiento en ingeniería de terremotos”.

Simulaciones

Para demostrar su hipótesis, los investigadores construirán un muro al que se le aplicará fuerza simulando el daño de un terremoto, posteriormente lo repararán y lo volverán a dañar. De esta forma podrán verificar si un edificio luego de ser reparado puede soportar otro evento sísmico.

Cabe destacar que los resultados de la investigación estarán disponibles recién en el 2020.