Amor por Santiago: ¿Qué le regalarías?

La Hora

Viernes 10 de febrero de 2017

En la víspera del 14 de febrero, la capital apaga velas. Diez personas anticipan sus obsequios simbólicos a la ciudad.

A_UNO_747574Claudio Orrego, intendente metropolitano: Más kilómetros de ciclovías y con calidad estándar

Un buen regalo para Santiago debiera incluir a la bicicleta. Santiago tiene 264 km de ciclovías, que fueron construidas durante los últimos 20 años, pero de calidad disímil. No todas cumplen con los estándares y la mayoría están desconectadas. Un gran desafío es proyectar la ciudad potenciando el transporte limpio, por ello de aquí al año 2020, sumaremos más de 200 kilómetros de ciclovías urbanas, abarcando prácticamente todas las comunas. Y esto no es todo, ya que hemos dado importantes avances en abrir el río Mapocho a los santiaguinos, convirtiéndolo en una ciclovía de 6 kilómetros. Nuestro regalo es que este lugar pueda convertirse en una ciclovía definitiva en el corto plazo.

También me gustaría regalarle a Santiago más y mejores áreas verdes. No hay expresión más brutal de la desigualdad que la diferencia para acceder a los espacios públicos. Estamos trabajando para disminuir esa brecha verde, convirtiendo al Cerro Chena, de San Bernardo, en el segundo Parque Metropolitano. Se suma a esta hermosa iniciativa, la implementación de ocho nuevos parques urbanos. Nuestra gran meta es aumentar en un 6% las áreas verdes de la RM para 2018.

A_UNO_097446

Pablo Aguilera,  director de radio Pudahuel: Protección a los edificios patrimoniales

Tengo varios regalos. No sé si es demasiado soñar, pero hice una lista y quedaron varios puntos en el tintero. Aquí va:
1. Defensa de edificios patrimoniales del apetito voraz de las inmobiliarias y la colusión de corruptos que lo permiten.
2. Restricción vehicular -por lo menos de dos dígitos- a todos los vehículos para descongestionar y descontaminar.
3. Arboles, árboles, árboles…
4. Mayor dotación policial y medios para defendernos de los delincuentes.
5. Una porción de criterio a los señores jueces para que actúen con mano dura contra los malhechores.
6. Transformación del Tran-desastre : o es privado o es estatal, pero no lo que existe hoy con gran pérdida para el Estado y de mala calidad.
7. Defensa de áreas verdes y creación de otras; recuperación del agua que pertenecía a la ciudad y que fue vendida por un “Sr.” alcalde.
8. Autoridades menos corruptas.

A_UNO_573836

Felipe Alessandri, alcalde de Santiago: Un centro más seguro y ordenado

Primero, regalaría un casco histórico más seguro, limpio y ordenado para las más de dos millones de personas que lo transitan a diario. Además, con un comercio justo, sin el comercio ambulante ilegal que ha invadido nuestras arterias, trayendo también inseguridad y desorden a nuestro querido centro.
Sabemos que Santiago va mucho más allá, y es por eso que como administración también nos hemos propuesto regalar a los vecinos la recuperación de los barrios. Revitalizarlos, trabajando junto a ellos para que cada uno aporte con su esencia, con su patrimonio, su cultura, sus plazas, sus historias y sus obras.

gepe

Gepe, músico:  Un pasaje más rebajado o gratuito para trasladarse 

En su día de aniversario le regalaría a Santiago un pasaje gratuito para que la gente se trasladara por la ciudad. O, por lo menos, de un valor lo más bajo posible, porque siento que no corresponde el que tiene hoy con el servicio que da. Por supuesto, completarlo con los recorridos que deben ser, optimizarlos y llegar a los lugares de la mejor manera posible, para que la gente no lo pase tan mal.

Además, bueno, Cuéntame una historia original de Los Prisioneros. Creo que es una canción que te lleva a las calles de Santiago, básicamente porque habla en esencia de lo que sucedía, sucede y va a suceder en San Miguel de aquí al fin de la historia, que es un típico barrio tranquilo y uno dramático también. Y bueno, es el mío.

ariel nuñez blondie

Ariel Núñez, Productor de la Blondie: Un gran parque en el sector sur

Le regalaría un gran parque en el sector sur de la capital que reencantara el barrio Franklin y Matadero. Se han preocupado mucho de la ladera del río Mapocho y es momento de los vecinos del lado sur.

Además nos regalaría mayor tolerancia para lo que viene y se está viendo: nuevos vecinos extranjeros, los que aportan diversidad cultural y le dan una nueva identidad a los barrios. Las grandes naciones se han forjado con los foráneos, no perdamos la oportunidad de que ellos también puedan compartir con nosotros esos espacios públicos.  También le regalaría más aprecio por sus lugares clásicos, los que han sobrevivido a las constructoras y la modernidad.

rodrigo guendelman

Rodrigo Guendelman, director Santiagoadicto: Le regalaría amor por el lugar donde uno vive

Más que algo material, me gustaría regalarle algo que tiene que ver con la actitud de sus habitantes. Como fundador de Santiagoadicto y amante de esta ciudad, le regalaría un concepto: la topofilia, el amor por el lugar donde uno vive. Lo más importante que le falta a Santiago son habitantes enamorados de la ciudad.

Creo que Santiago está lleno de lugares, personajes, espacios alucinantes. Es una ciudad maravillosa en muchos sentidos, desde la geografía hasta el clima, pasando por la cercanía de la playa, la cordillera, la nieve. El hecho de tener más de 26 cerros isla en el radio urbano. Es una ciudad que tiene muchos atributos y, por supuesto, problemas, como cualquier gran metrópolis. Por esto, regalaría a Santiago habitantes enamorados que evangelicen en todas partes la ciudad en la que viven y que muestren orgullosos a sus parientes o amigos que vienen a Chile, los distintos lugares, como el Parque Metropolitano, que es una joya urbana. Hay lugares tan entretenidos y diversos como La Vega, el Cementerio General, el Cerro Santa Lucía.

Como algo más específico, le regalaría una serie de obras concretas que ayudaran a romper la segregación de la ciudad, que creo que es el principal y mayor defecto que tiene Santiago. Un ejemplo: algo que existe hace muy poco, es la nueva entrada al Parque Metropolitano, la entrada Zapadores. Es la que ahora permite que la gente que vive en Independencia, Recoleta, Conchalí y todo el sector norte de Santiago pueda tener un acceso mucho más directo.

baradit

Jorge Baradit, escritor: Una mitología de ciudad que hoy no tiene o no reconoce

Le regalaría la mitología que no tiene, o más bien que no reconoce. Esas historias, mitos y horrores que reverberan entre los callejones de otras urbes, llenas de memoria; la arquitectura de sus fantasmas en la consciencia de sus habitantes, cuando los libros, novelas y textos de historia, se hacen carne entre las calles y en las personas que las habitan.

Quiero que Santiago se sepa como una ciudad instalada con rituales mágicos en un valle con orientación estelar, puntos geománticos y medidas sagradas ancestrales. Que los cerros que la rodean y sus nombres antiguos forman un anfiteatro para lo sacro, que alguna vez ocurrió y sigue ocurriendo. Que sepamos de su mundo subterráneo, catacumbas y sótanos conectados que sirvieron para acumular cadáveres de plagas y pestes, que comunicaron iglesias y centros secretos. De los lugares donde vivieron artistas, poetas y asesinos.

Una ciudad que deje de limpiar la sangre de las veredas, los nombres de sus calles, y empiece a recordar a sus monstruos, sus espectros y sus ángeles justicieros en una red de maravillas y atrocidades que la haga despertar y levantarse como lo que es: una ciudad llena de historias tormentosas y memoria espesa.maria gracia

 

María Gracia Subercaseaux, fotógrafa: Un excelente transporte público

Le regalaría un excelente transporte público, eficiente y bien organizado, que llegue a todos los rincones de la ciudad. Metro, buses y conexión con bicicletas naranjas. Eso desincentivaría el uso de automóviles particulares y, con ello, se reduciría la congestión que colapsa la ciudad, la contaminación acústica y ambiental, y la gente podría gozar más de la familia o de su tiempo libre.
Como ejemplo está el metro de Moscú, que transporta a unos 8,2 millones de pasajeros al día, también el de Nueva York, Londres, París y varios otros.

sterling

Gonzalo Stierling,  director Ciclorecreovia: Más espacios que mejoren la vida de cada barrio

Le regalaría a Santiago y a sus habitantes, pero especialmente a sus niños, más espacio para la vida de barrio y la recreación. Principalmente, miles de pequeñas áreas verdes que puedan distribuirse en la ciudad y darle alegría a tantos barrios donde predomina el cemento o la tierra. Antejardines más anchos y espaciosos y, también, platabandas que no estén llenas de autos, si no que de bancas y juegos que inviten a los vecinos a juntarse y conversar, y a los niños que ya casi no salen, a jugar.

Por último, una vialidad concebida para permitir los desplazamientos, pero con una perspectiva que favorezca la paz, la calma y la compatibilidad del uso de la calle también para el desarrollo de actividades lúdicas y recreativas, en contraposición a nuestras actuales vías que hoy solo dan cabida a los automóviles y su desplazamiento a alta velocidad.

louis

Louis de Grange, Ingeniero especialista en Transporte: Una red de Metro más grande

Que haya una red de metro que se extienda a sectores más postergados y periféricos, donde se vive más la inequidad social de la ciudad. Sería bueno que haya líneas de metro nuevas, por ejemplo, hacia otros sectores de La Florida, La Pintana, San Bernardo, Renca y Quilicura, para así generar una mayor conectividad y más oportunidades para la gente menos aventajada de Santiago.

Ese es el regalo que sin dudas haría, aunque de acá al 2030 tener esas líneas de metro, espero, debería ser una realidad latente.