Superhéroes podrían volver violentos a los niños

La Hora

Jueves 19 de enero de 2017

Un estudio realizado por la Universidad Brigham Young en Utah, Estados Unidos, detectó que muchos niños que ven películas de superhéroes rescatan sólo la violencia por sobre los valores o moralejas que puedan entregar.

La investigadora Sarah M. Coyne reunió a 240 niños en edad preescolar, a quienes se les hizo una serie de preguntas relativas a sus gustos sobre superhéroes, como a quién admiraban y por qué. El 20% asoció a su superhéroe favorito con algún tipo de habilidad violenta. “Él es grande y puede golpear”, o “él destruye y se enoja”, fueron algunos de los comentarios.

La principal conclusión fue que estos niños asocian a los personajes como quienes golpean a otros para lograr sus cometidos. Los superhéroes suelen ser vistos como los chicos buenos que arriesgan sus vidas por salvar a la humanidad, pero para Coyne esto es un mito.

“Muchos preescolares están relacionados con superhéroes, y muchos padres creen que la cultura del superhéroe podrá ayudar a sus hijos a defender a otros y ser buenos con sus pares, pero nuestro estudio muestra exactamente lo opuesto”, dice.

Para la investigadora norteamericana las películas o series de superhéroes están desarrolladas para adultos, por lo que los niños no alcanzan a percibir las moralejas y se quedan en lo superficial de la violencia.

“Los superhéroes no son por si mismos negativos, sino que el consumo excesivo de su cultura sin acompañamiento, sin orientación, puede ser perjudicial en el proceso de aprendizaje y desarrollo integral de los niños y niñas, generando prejuicios y estereotipos que pueden hacer más difícil la construcción de su identidad y las relaciones armoniosas con pares y adultos”, apuntó en Chile la subsecretaria de Educación Parvularia, María Isabel Díaz.

“Los adultos tienen un rol fundamental en el acompañamiento de los niños y niñas, contextualizando las acciones de los superhéroes, invitándolos a buscar nuevas alternativas de solución frente al conflicto, detectando defectos y virtudes de los personajes. Los superhéroes pueden ser una oportunidad de aprender, de reflexionar en familia y de dialogar respecto de situaciones cotidianas, promoviendo el desarrollo de cualidades como la empatía y la capacidad de resolver problemas sin violencia”, agregó Díaz.

Para Isidora Mena, sicóloga y directora ejecutiva de Valora UC, es primordial que los niños vean televisión progresivamente desde los cinco años y a los 13 que recién vean hasta dos horas, siempre en compañía de un adulto.

Además, Mena recomienda que los menores no vean películas de superhéroes porque estos personajes “siempre se desenvuelven en un contexto de guerra, donde hay buenos y malos, pero ambos usan la violencia”. Agrega que “si los papás quieren que los niños no sean violentos, lo ideal es que no vean películas de este tipo”.

En cuanto a la atracción por los golpes, la especialista dice que “la violencia es emocionante y a los niños les gustan las emociones. Las emociones fuertes son adrenalínicas y producen placer. Eso es atractivo y adictivo, tanto para padres como para niños”.

En contraposición, Marcela Cuevas, coordinadora del área infanto-juvenil de la Clínica de Atención Psicológica de la U. de Chile, dice que lo llamativo de los superhéroes es “el tema de la aventura, de tener poderes y de la fantasía. Eso es lo potente de los superhéroes, antes que la violencia”.

Además, agrega que la violencia en sí misma, al menos en este caso, es “un mecanismo para descargar energías en términos positivos, no como un modo de agredir a alguien”, por lo que para los niños ver una película de superhéroes no significa algo negativo, sin embargo siempre en compañía o supervisión de un adulto responsable.