Percepción de la corrupción

María Jaraquemada

Martes 31 de enero de 2017

La nueva versión del Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional dejó noticias no del todo positivas.

La organización señala que 2 de cada 3 países tienen menos de la mitad del puntaje (de 0 a 100) y el promedio mundial es de 43 puntos. La situación en América Latina es similar, con un promedio de 44 puntos y con países que están bien situados como Uruguay (lugar 21), seguido por Chile (lugar 24), y otros que se encuentran sumidos al final de la tabla, como Venezuela en el lugar 166. Casos como los Panamá Papers explican esta situación.

Si bien Chile vuelve a ocupar el segundo lugar dentro de América Latina, desciende un lugar a nivel mundial y baja cuatro puntos en comparación con la medición del año anterior. A mi juicio, no es de extrañar. El índice se construye a partir de otras 13 mediciones realizadas en 2015 y 2016. Esos años se caracterizaron, sobre todo 2015, por el conocimiento público de diversos casos de corrupción, tráfico de influencias, financiamiento irregular de la política y colusión. En 2015 se formó la denominada Comisión Engel, que entregó 236 propuestas a la Presidenta para combatir la corrupción. El año pasado hubo importantes avances en la agenda de probidad, sin embargo, la implementación de las nuevas reglas recién comienza, por lo que los cambios no se notarán de inmediato.

Por esto, no es de extrañar que Chile tenga un peor resultado que el del año anterior. Lo que sí es de esperar es que en los años que vienen nos vayamos recuperando. Esto, como consecuencia de las nuevas reglas que se han adoptado, de que las reformas continúen y que vayan teniendo resultado las distintas investigaciones que hay en curso. Lamentablemente, en ocasiones la respuesta judicial no será la que esperamos, dado que las sanciones aplicables a hechos cometidos con anterioridad a las reformas no son tan proporcionales ni disuasivas.