La gran resaca

Gabriel León

Miércoles 04 de enero de 2017

La mañana del 1 de enero suele ser compleja. Los excesos con la comida y particularmente con el alcohol le pasan la cuenta a muchos, que se pasean como almas en pena en busca de algo que los ayude a sacarse esa horrible resaca de encima. La resaca por alcohol causa estragos en todo el mundo. Hace algunos años se estimaba que las resacas le costaban 2.500 millones de dólares al año a la economía de EEUU y lo más buscado en Google cada 1 de enero es “remedio para la resaca”. Con esto en mente, resulta paradójico lo poco que se sabe sobre la resaca.

Hace algunos años un grupo de investigadores decidió abordar de manera sistemática el estudio de las resacas y fundaron el Grupo de Investigación de las Resacas de Alcohol. Las resacas se manifiestan cuando la concentración de alcohol en la sangre llega casi a cero y tiene múltiples síntomas: dolor de cabeza, sed, mareos, náuseas, malestar generalizado, somnolencia y falta de concentración, entre otros. La deshidratación se produce porque el alcohol actúa como diurético, pero la deshidratación por sí sola no explica todos los síntomas de la resaca. Por otro lado, el alcohol es convertido en el cuerpo en acetaldehído y luego a ácido acético, el que es eliminado en la orina. El acetaldehído es bastante tóxico y su acumulación podría relacionarse a algunos síntomas de la resaca. También aportan algunas impurezas del alcohol, particularmente de aquellos más baratos (que se destilan con suerte un par de veces) y de los alcoholes oscuros ­–como el whiskey y el ron– que en general poseen más impurezas que los licores claros.

Sin embargo, el hallazgo más relevante tiene que ver con la participación de sistema inmune en la generación de los síntomas como el dolor de cabeza, pérdida de memoria y otros asociados a procesos inflamatorios. Probablemente el mejor consejo para evitar la resaca sea beber alcohol con moderación, pero si se les pasó la mano podría ayudar si antes de acostarse se toman un gran vaso de agua con una aspirina.