Primer Ministro japonés realizará histórica visita a Pearl Harbor

Cecilia Rivera

Lunes 26 de diciembre de 2016

Shinzo Abe honrará a víctimas de ataque de 1941. Primera vez que una autoridad nipona asiste oficialmente al lugar tras bombardeo que gatilló la entrada de EE.UU. a la Segunda Guerra Mundial.

En un acto sin precedentes, el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, llegará hoy a la isla de Hawai para rendir honores a los más de 2.400 civiles y soldados muertos durante el bombardeo a la base naval estadounidense de Pearl Harbor.

Es la primera vez que un primer ministro de ese país visita oficialmente el lugar que fue atacado por los japoneses el 7 de diciembre de 1941, y que gatilló la entrada de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Antes, en 1951, el primer ministro Shigeru Yoshida realizó una visita de bajo perfil.

La autoridad nipona se reunirá mañana con el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para la ceremonia oficial de homenaje. Sin embargo, no está contemplado que Abe pida perdón por los actos cometidos en Pearl Harbor, al igual que hizo el mandatario estadounidense en su primera visita a Hiroshima.

“No debemos repetir jamás los horrores de la guerra. Mirando hacia el futuro, quiero demostrar esa resolución al mundo”, expresó Abe hace unas semanas.

En mayo pasado, el Presidente Obama visitó Hiroshima y rindió homenajes a las víctimas de la primera bomba atómica lanzada por militares estadounidenses en el lugar, durante la guerra, pero tampoco pidió perdón por las consecuencias de ésta.

Reconciliación

Si bien ningún líder japonés o estadounidense ha pedido perdón por lo sucedido durante la Segunda Guerra Mundial, el gesto de Abe se funda en acercamientos impulsados por sus antecesores.

En 1995, por ejemplo, el primer ministro Tomiichi Murayama se disculpó por los actos que su país cometió durante la guerra, aunque sin mencionar específicamente a Pearl Harbor.

En 2001, en tanto, el primer ministro Junichiro Koizumi reconoció el “tremendo daño y dolor” que ocasionó Japón a las personas de muchos países, especialmente asiáticos” y pidió disculpas.