Cinco cosas que tienes que saber si piensas pedalear a Lo Vásquez

Sebastián Alburquerque

Martes 06 de diciembre de 2016

Cada año cientos de ciclistas aprovechan el cierre de la Ruta 68 para pedalear a Lo Vásquez, o incluso hasta Valparaíso. Pero no es cosa de pescar la bici y salir.

El calendario dice que este jueves 8 de diciembre es día de la Inmaculada Concepción de la Virgen. Para muchos católicos esto significa una peregrinación al santuario de Lo Vásquez, en la Quinta Región. Para ellos, las autoridades cortan el tránsito para vehículos, y es ahí donde los cleteros de Santiago aprovechan para pedalear libremente por la carretera. Si hace algunos años este día traía a la mente imágenes de gente pagando mandas religiosas, hoy también se piensa en las bicicletas que colman la Ruta 68.

Pero no es cosa de pescar la bici y partir. Le preguntamos a Manuel Ocares Rodríguez, dueño de Rutacleta, donde diseña rutas a pedido de la gente, para que nos entregue la información escencial para hacer este pique.

Los horarios de los cortes del camino

La Ruta 68 se cortará en Santiago, desde las 16:00 del miércoles 7 de diciembre, en ambos sentidos del tránsito, hasta las 06:59 del jueves 8 de diciembre. El mismo horario corre en la Región de Valparaíso.

¿Cuál es la parte más complicada del trayecto?

“Las dos cuestas que hay en la ruta 68 antes de llegar a Lo Vásquez. Otra parte complicada es la salida del túnel Lo Prado, que son aproximadamente 20 minutos de bajada. Es peligroso porque se pueden alcanzar velocidades de hasta 90 km/h y si las personas no tienen la debida precaución pueden haber accidentes, como ha sucedido. Y además de eso, después de Lo Vásquez, viene una cuesta que es imperceptible en auto, pero en bicicleta se va notando, producto del cansancio acumulado, hasta el lago Peñuelas”, cuenta Manuel.

Qué llevar para el viaje

Anota esto, porque la lista es larga. Rutacleta recomienda:

Implmentos para la bici: “dos cámaras de repuesto, bombín, herramientas para parchado, más un juego de llaves allen, destornillador, alicate”.

En alimentación:
“aproximadamente dos litros de agua, frutos secos, dulces, barras de cereal, puede ser comida como un sandwich de atún con mayonesa, o mantequilla de maní y mermelada; cualquier cosa que te de una potencia fuerte de energía en un corto periodo de tiempo. Además jugo isotónicos, pero no bebidas energéticas, que tienen cafeína que inhibe que tu cuerpo funcione bien”.

Ropa: “Zapatillas, calcetines largos, calzas, pantalón de buzo, polera manga larga, polera manga larga, guantes largos, bandanas, cortaviento. La temperatura cambia al salir del túnel lo prado, baja unos 7 grados, más o menos”.

Además de los implementos básicos que todo ciclista debe tener, incluso en la ciudad, como casco y unas buenas luces; blanca la delantera, y roja la trasera.

Cómo devolverse de Lo Vásquez

Suponiendo que lo lograste, pedaleaste los 70 kilómetros que separan Santiago del santuario de Lo Vasquéz. ¿Y ahora qué? “En mi caso personal, aprendí la lección y recomiendo siempre tratar de contratar un bus particular. Puede ser una camioneta o un bus pequeño. Los que no, tienen la opción de llegar a Lo Vásquez y allá hay empresas establecidas que traen bicicletas. El problema es que los buses no están adaptados para traer las bicicletas en el maletero, y las suben en el techo. Las tratan mal, y las rompen. Incluso el año antepasado un bus pirata, que también se instalan, pasaron por debajo de un túnel y no se acordaron que tenían las bicicletas y rompieron muchas bicis. Si llegas a Valpo o Viña, la recomendación es apenas abran el terminal de buses, devolverte, porque todos los que llegan en bici se relajan, y cuando buscan buses, hacen colapsar el terminal. ¿Por qué? Porque los buses sólo pueden llevar entre 10 y 15 bicicletas por maletero”, cuenta Manul de Rutacleta.

Quiénes no deberían ir

“Personas embarazadas, personas que no hagan un pedaleo constante, los que tengan las bicicletas en pésimas condiciones, personas que lo tomen a la ligera, o personas que sean asmáticas. Tampoco es recomendable para personas que sean propensas a tener colapsos por falta de sueño. Piensa que te despiertas el día 7 a las 7 de la mañana, vas a trabajar, sales, y recién vas a dormir el día 8 a las 7 de la mañana. Vas a pasar 24 horas sin dormir. Cualquiera lo puede hacer, el ritmo no lo impone nadie, pero tienes que tener un mínimo de estado físico, que lo puedes trabajar durante el año, y la bicicleta en buenas condiciones”, dice Manuel.

Otro punto a considerar: cuidado con los peregrinos. La ruta está ocupada principalmente por peregrinos, así que si piensas pedalear hasta Lo Vásquez, tienes que extremar las precauciones con ellos. “Los peregrinos se tiran a dormir en la carretera y ni siquiera se dan el trabajo de instalarse un poco más adentro, sino que se duermen en la berma. Entonces vas pedaleando y más de alguno ha pasado por encima de un peregrino que está durmiendo” dice Manuel de Rutacleta.