Sólo 1% de escolares logra nivel avanzado en test internacional

Emma Antón

Martes 29 de noviembre de 2016

La Agencia de Calidad de la Educación dio a conocer ayer los resultados del Estudio Internacional de Tendencias en Matemática y Ciencias (TIMSS) 2015, los que demuestran que, en promedio, sólo el 1% de los escolares chilenos de 4° y 8° básico tienen un nivel Avanzado. A nivel internacional, la cifra alcanza un 7%.

El secretario ejecutivo de la institución, Carlos Henríquez, indicó que hay un gran desafío, ya que “en las diferentes asignaturas y niveles, entre el 15% y el 37% de nuestros estudiantes no alcanzan los 400 puntos, es decir, su rendimiento es menor al que se requiere para alcanzar el nivel de desempeño Bajo”.

Nuestro país concentra en nivel Bajo a un tercio de los estudiantes en ambas pruebas. En contraposición, en los países con los mejores resultados concentran a casi la mitad de sus escolares en el nivel Avanzado.

Si bien los resultados de los escolares chilenos se encuentran bajo el promedio, tanto en Matemática como en Ciencias (ver gráficos), existen mejoras en los últimos años.

Henríquez dijo que “se confirma una tendencia al alza en la trayectoria de los últimos 16 años en 8° básico, donde tanto en Matemática como en Ciencias se presentan alzas significativas que superan los 30 puntos”.

La prueba se aplica cada cuatro años a los estudiantes de 4° y 8° básico, y el año pasado participaron un total de 57 países; de nuestro continente sólo Chile, Estados Unidos y Canadá.

Brechas

El estudio muestra que en nuestro país existe una preocupante brecha de género, que afecta directamente a las mujeres, convirtiéndose en una de las más acentuadas entre los países que aplicaron TIMSS.

Si bien en 4° básico no se observa una diferencia significativa, la situación cambia en 8° básico. Esto porque Chile se convierte en el país con la mayor brecha de género en Matemática entre todos los participantes, y la segunda mayor en Ciencias, después de Hungría.

“Las brechas de género no son intrínsecas, es decir, no dependen de aspectos biológicos, sino que están fuertemente asociadas a aspectos culturales, como las distintas expectativas que los padres y profesores tienen sobre los estudiantes”, indicó el secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación.

Además, el funcionario agregó que las brechas se van acentuando en el tiempo: a medida que se avanza en la trayectoria escolar, las brechas se vuelven más profundas.

En la prueba del año pasado se pueden observar países como Corea y Rusia que no tienen diferencias en los resultados según género, o países como Tailandia y Arabia Saudita en que la brecha favorece a las mujeres.

Por otra parte, la diferencia de puntaje entre estudiantes de familias de bajo nivel socioeconómico y de los pertenecientes a una de alto nivel es de 78 puntos en promedio.

Además, la proporción de estudiantes del quintil más vulnerable que obtiene menos de 400 puntos supera en cuatro veces al porcentaje del quintil de mayores recursos. Por el contrario, el porcentaje de estudiantes del quintil más pobre que alcanza el nivel alto de resultados es inferior al 7%, mientras que en el quintil de más ingresos esta cifra puede superar el 20%.

Desafíos

Henríquez destacó la necesidad de realizar las reformas educacionales para mejorar la calidad de la educación en nuestro país. El estudio internacional indica que los estudiantes que asistieron a la educación parvularia obtienen resultados 7 puntos más altos en Matemática en 4° básico que aquellos que no lo hicieron.

Es importante seguir avanzando en la cobertura y calidad de este nivel educativo, donde la actual reforma en marcha ha comprometido más de 80 mil nuevos cupos para alcanzar este objetivo”, aseguró.