Chile queda herido: Vidal y Bravo lesionados

Luis Valenzuela

Viernes 11 de noviembre de 2016

Ni el aire acondicionado auxilió a la Roja, en una jornada donde el calor y la humedad castigaron el físico de los jugadores.

La Roja pagó un alto peaje para lograr el empate. De a lluvia pronosticada en Barranquilla no hubo noticias, por lo que el calor y la humedad se sintieron con intensidad.

Para colmo, en el entretiempo, la Selección no encontró tregua tras el esfuerzo de la primera parte. En el camarín visitante falló el servicio eléctrico, lo que se tradujo en que no funcionara el aire acondicionado. Extenuado, el plantel, debió recurrir a toallas mojadas.

A la salida prematura de Claudio Bravo se sumó Charles Aránguiz, quien también resentido dejó su lugar a Felipe Gutiérrez. El Príncipe, eso sí, a esa altura ya había quedado descartado para el cruce ante Uruguay, debido a una tarjeta amarilla que le acarreó suspensión.

Había más. En el epílogo, Arturo Vidal sintió una molestia en su pierna izquierda y fue sustituido Pedro Pablo Hernández. Pese a sus visibles muestras de dolor, el Rey Arturo apostó por su presencia el martes. “Voy a jugar igual, tenemos que ganar esos tres puntos”, dijo el jugador del Bayern Munich, quien valoró el punto.

“Fue un punto de oro. Fue extraordinario, es muy difícil jugar en estas condiciones. Espero que Colombia cambie las condiciones, el estadio, porque es muy complicado jugar acá. Pudimos sacar un punto y nos vamos felices”, añadió.

Juan Antonio Pizzi tiene que resolver un rompecabezas de aquí al martes, pues también está pendiente de la recuperación de Alexis Sánchez, Edson Puch y Fabián Orellana. De ahí que no descarte anunciar nuevos nominados en las próximas horas.