Plan de descontaminación incluye restricción a motos

Emma Antón

Miércoles 05 de octubre de 2016

El Ministerio del Medio Ambiente y la Intendencia presentaron ayer el nuevo Plan de Descontaminación Atmosférica para la Región Metropolitana, el que lleva por nombre SantiagoRespira. A través de este programa se establecen una serie de medidas para disminuir la contaminación de la ciudad.

El plan fue aprobado por el consejo de Ministros. Sin embargo, para que entre en vigencia debe ser autorizado por Contraloría. Una vez que se cumpla esto se podrá promulgar el decreto que debe regir desde el próximo año.

Entre las principales medidas se establece la prohibición total de calefacción a leña en la provincia de Santiago y las comunas de San Bernardo y Puente Alto (ver infografía). No obstante, los calefactores a pellets no entran en esta categoría, aunque sí deberán paralizar si hay preemergencia o emergencia ambiental. Las cocinas a leña también serán prohibidas.

Aquellos hogares que utilicen leña para calefacción podrán postular a subsidios, ya que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo evaluará anualmente la entrega de ayudas especiales para el acondicionamiento térmico de viviendas.

El periodo de Gestión de Episodios Críticos también cambiará, ya que no comenzará en abril, sino que partirá el 1 de mayo y se extenderá hasta el 31 de agosto. Durante este tiempo regirán como medidas permanentes una restricción vehicular de dos dígitos a vehículos con sello verde inscritos antes del 1 de septiembre del año 2011, así como una restricción vehicular de dos dígitos a motocicletas inscritas antes del 1 de septiembre del año 2010. En ambos casos la medida se aplicará solo los días de semana en la Región Metropolitana.

También se implementará una restricción vehicular de 4 dígitos a vehículos sin sello verde y la prohibición de quemas agrícolas en toda la región.

El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, indicó que este es el primer plan que se crea en la Región Metropolitana para enfrentar el material particulado fino, lo que “permite enfocarnos en el contaminante más dañino para la salud de las personas, así como perseverar con las medidas para disminuir las concentraciones de contaminación en Santiago”.

El plan también considera otras medidas adicionales, como la construcción de 300 km. de ciclovías y tres mil estacionamientos públicos para bicicletas, o el aumento de 100 hectáreas de la dotación de áreas verdes y masas de vegetación que rodean la Cuenca de Santiago de la Región Metropolitana.

Pag 6 La Hora (1)
(Pincha la imagen para agrandar)