Drones de vigilancia abren debate en el sector oriente

Natalia Heusser

Viernes 22 de septiembre de 2017

Luego de ver la película Es pías desde el cielo (Eye in  the sky) a René Barba, concejal de Lo Barnechea (UDI), se le ocurrió utilizar los drones para ayudar en la vigilancia de su comuna y de otras aledañas.
Para tener apoyo, hizo que sus colegas Carolina Cotapos (Las Condes) (UDI) y Matías Bascuñán (Vitacura) (UDI) también vieran el film y quedaron tan encantados con la idea que quieren implementarla lo antes posible.
“En la historia se mostraba una emergencia y los protagonistas no podían acceder al lugar donde había gente atrapada. Para llegar al sitio usaron un dron. Lo encontramos genial”, dijo Cotapos a La Hora.
Ayer los tres concejales, quienes son miembros de la Asociación Municipal de Seguridad de la Zona Oriente (AMSO), presentaron el plan “Ojo de Cóndor”.

La iniciativa busca reforzar la seguridad a través de drones que entrarán en acción luego de alertas emitidas por botones de pánico instalados en las casas o a través de una aplicación para smartphones llamada Sosafe, que envía una alarma georreferenciada que indica dónde se encuentra la persona bajo amenaza.
Para este proyecto se necesitarán nueve drones, tres por comuna, los que serán arrendados a una empresa. El costo mensual de cada uno será de $1 millón.
La marca de los dispositivo es DJI, tienen un alcance de 3,5 km., una velocidad máxima de 20 m/s y una cámara de 12 megapixeles.
“Se usará en situaciones de peligro, donde muchas veces las personas que están siendo atacadas no pueden responderle o abrirle la puerta a los encargados de vigilancia de la comuna. Así, los funcionarios municipales manipularán el dron y podrán mirar qué sucede dentro del domicilio para saber cómo actuarán”, dijo Cotapos.
En Las Condes, por ejemplo, hay 27 mil botones de pánico y en Vitacura se cuentan más de 30 mil descargas de la aplicación Sosafe.
“Esta idea se va a plantear a todos los miembros de la AMSO, a comienzos de noviembre. Yo creo que será bien recibida porque a todos nos interesa la seguridad. Los drones sólo serán operados por funcionarios de seguridad municipal, quienes serán debidamente capacitados. En caso de que alguno de ellos le diera mal uso a estos aparatos, caerán las penas del infierno sobre él”, precisó Cotapos.
Por su parte, el concejal Martín Bascuñán destacó que la iniciativa pretende poner a disposición de “todos los vecinos elementos tecnológicos que vayan en nuestro beneficio”.
Pero este tema también despierta algunas dudas, luego de la polémica que surgió el año pasado por los globos de vigilancia en Las Condes y Lo Barnechea que, según algunos, atentaban contra la privacidad de los vecinos.
“No he sido informado sobre el tema de los drones y pediré explicaciones en el concejo municipal del jueves (mañana). Necesitamos conocer las inversiones que realiza el municipio en el ámbito de la seguridad. Por otra parte, tenemos un globo de vigilancia y ni siquiera sabemos el impacto real que ha tenido en la seguridad, si funciona o no. Antes de invertir en otra innovación hay que saber eso”, alegó Felipe de Pujadas, concejal por Las Condes (DC).
Además, el abogado Javier Vargas, quien participó en el debate sobre los globos de vigilancia, indicó que este nuevo sistema también podría vulnerar la privacidad de las personas.
Cualquier medida que pudiera amenazar la privacidad hay mirarla con harto ojo. Hay que especificar quién manejará el aparato, qué se hará con al captura de las imágenes, quién administrará los archivos y cuál es el radio de alcance de la cámara. Debemos tener cuidado con estas cosas”, finalizó.