Santiago rescatará el invernadero de la Quinta Normal

Emma Antón

Miércoles 14 de septiembre de 2016

Luego de que La Hora presentara al invernadero de la Quinta Normal como el primer inmueble en la sección Joyas en Peligro, el pasado 18 de julio, la Municipalidad de Santiago anunció que recuperará el Monumento Histórico.

Si bien desde la entidad señalan que la licitación del diseño comenzó el 2014 y el proceso concluyó a fines de ese mismo año, recién en abril de 2016 el proyecto fue aprobado por el Consejo de Monumentos Nacionales.

La recuperación constará de dos partes. La primera de ellas ya comenzó y consiste en el retiro de baldosas, vidrios de policarbonato y el despeje de malezas, como así también un cierre perimetral para proteger el lugar, según detalla la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá. Todo esto tendrá un costó de $68 millones y durará dos meses.

La segunda parte corresponde a la obra gruesa del proyecto, la que está en evaluación para financiamiento por el Programa Desarrollo de Ciudades de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere).

La gran novedad es que se contempla un nivel subterráneo en el ala sur de la estructura y en la zona del domo central, donde se construirán oficinas, una sala de exposición, un auditorio, baños y una cafetería.

El primer piso, lo que es actualmente el invernadero, se habilitará como reservorio y se dividirá en tres áreas: flora nativa centro y norte, flora del archipiélago de Juan Fernández y flora nativa Sur.

Si se consigue el financiamiento para la obra gruesa, que se estima costaría $1.500 millones, “después de eso debe realizarse el proceso licitatorio, a inicios del año 2017, y la ejecución de obras está estimada en siete meses. Se puede proyectar la apertura durante el primer semestre de 2018”, explica Tohá.

La Municipalidad de Santiago, en diferentes gestiones municipales, ha anunciado proyectos para recuperar el inmueble, con inversiones que se estimaban desde los $70 hasta los $265 millones. Sin embargo, ninguna se ha concretado. Al respecto, la actual alcaldesa declaró que “esta administración no ha hecho ningún anuncio que no se haya cumplido”.

Oposición

A pesar de que por fin se recuperará un Monumento Histórico que ha sufrido el abandono desde el año 1995, Rosario Carvajal, integrante de la junta de vecinos Barrio Yungay, indicó que nadie de la municipalidad se acercó a informar a la comunidad sobre el proyecto.

“Nosotros nos oponemos absolutamente a toda obra de intervención que no tenga relación con la recuperación y el sentido original por el que fue creado el invernadero. Nuestra propuesta consistió en pedir en comodato el invernadero para recuperar el lugar a través de huertos comunitarios, así se lo pedimos a la gestión municipal de Carolina Tohá y ella lo negó”, expresó Carvajal, quien también es presidenta de la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales.

“No tiene ningún sentido gastar esa cantidad de millones para hacer un café, la intervención es agresiva. Si alguien quiere instalar un café puede poner un carro, una infraestructura móvil que no implica la intervención agresiva de un Monumento Histórico”, expresó la vecina del Barrio Yungay.

Finalmente, Carvajal declaró que “se visten de patrimonio y participación ciudadana y no tienen idea ni de patrimonio ni de participación; todas las decisiones las toman a puertas cerradas, es desconcertante que sigan insistiendo en estas acciones y no se invite a un proceso de participación o por lo menos de información”.