Cocinar online

Consuelo Goeppinger

Viernes 23 de septiembre de 2016
Aprender a cocinar bien antes no era tan fácil. Si no eras bendecido con un paladar prodigioso, dependías de la paciencia de tu madre, abuela o alguien que supiera cocinar para que te enseñara, o de tener una muy buena receta explicada con peras y manzanas. Con internet eso ha cambiado: hoy no solo puedes encontrar miles de recetas online, si no también excelentes videos que muestran cómo prepararlas.
Son una excelente herramientas para aprender a cocinar: son gratis, explican todo detalladamente y puedes verlos cuantas veces quieras. Es casi lo mismo que asistir a una clase de cocina; solo necesitas saber revolver, picar y prender un horno. Nada más. De hecho, aunque no soy una gran cocinera, algunas de las recetas que más me han aplaudido las aprendí viendo videos.
Solo hay que seguir a los cocineros adecuados. Una excelente cuenta es la de Gennaro Contaldo en You Tube, un chef italiano que trabaja junto a Jamie Oliver –el famoso chef inglés de la televisión– y que tiene decenas de videos explicando desde cómo se prepara una auténtica salsa bolognesa hasta un cremoso risotto. Aunque la mayoría está en inglés, no es necesario saber el idioma, ya que todos los ingredientes son reconocibles y cada paso está bien explicado. Imperdible para quienes aman la cocina italiana.
Si alguien quiere aventurarse con la cocina thai, recomiendo la web www.kwanhomsai.com, una cocinera tailandesa que habla español y enseña el paso a paso de los famosos currys, pad thai y otros clásicos de esta gastronomía. He probado muchas de sus recetas, funcionan y no demoran más de 10 minutos en cocinarse. Puede que haya algunos ingredientes rebuscados –como galangal u hojas de lima kaffir–, pero no se preocupen, si no los incluyen, la receta va a quedar rica igual.
También están las blogueras de El Gran Mantel quienes enseñan recetas prácticas y ricas, como panes rellenos, queques y empanadas. Por último, los famosos videos de Tastemade o Tasty tienen buenas opciones para salir del paso. Muchas de sus recetas son bastante calóricas, pero son muy fáciles de preparar y sirven de inspiración para cocinar algo rápido.