La Micropasta: Un almuerzo top a precio de picada

Sebastián Alburquerque

Viernes 22 de septiembre de 2017

Chile no es un país con mucha cultura de comer afuera. Es decir, indudablemente salimos a comer -si no lo hiciéramos varias veces al mes, esta misma sección no tendría sentido- pero acá no se acostumbra desayunar, almorzar y cenar en restaurantes.

Una oficina promedio, por ejemplo, se puede dividir entre los que traen almuerzo de sus casas y los que están sometidos al yugo de algún casino. El almuerzo en restorán queda para fin de mes o para los cumpleaños. Porque locales ricos y baratos hay muy pocos. Es ahí donde La Micropasta, un microbús reacondicionado que se instaló en el Centro Cultural Matucana 100, hace la diferencia. Ofrece almuerzos completos por cuatro lucas. Incluye sopa, pan, plato principal y jugo.

La Micropasta está un poco escondida y para llegar desde la entrada del centro cultural hay que atravesar el patio que por estos días ocupa una carpa de circo. En un toldo cubierto está el restaurant/micro, que cuenta con mesas para compartir.

La Micropasta

Centro Cultural Matucana 100, Santiago.

El sistema es así: hay varias opciones de pastas rellenas, con diez salsas para acompañarlas, y cambian todos los días. También hay ensaladas. Se probó unos sorrentinos de cebolla caramelizada con nuez, con una salsa “Putaendo”, que era una puttanesca sin anchoas. La sopa del día era de zapallo con jengibre y el jugo de manzana con kiwi. El servicio es como de comida rápida: hay que buscar el plato cuando está listo, y dejarlo para lavar cuando se termine.

Los sorrentinos eran suaves y rellenos con harta nuez. Delicados y ricos. La salsa muy sabrosa, aunque se perdió el picante característico de la puttanesca en la traducción a Putaendo. No anunciada en la carta estaba la ducha de parmesano en el plato, muy abundante (hay puristas que critican tanto queso; otros, como el que firma, lo agradecen).

La sopa estaba bien lograda y el jugo fue el único punto bajo: aguachento. Con todo, La Micropasta es una de las mejores opciones para almozar barato. De lunes a viernes abren de 12 a 16 horas, y los sábados (atienden a la carta) hasta las 17.