Rudolphy regresa al teatro: “Igual me defiendo”

Felipe Morales

Martes 05 de julio de 2016

El rostro de Mega pone en escena una crisis de pareja y la eterna disputa de quién tiene la razón.

Hoy Álvaro Rudolphy se come sus propias palabras. En algún momento el actor aseguró que “nunca volvería a escribir y dirigir un montaje teatral”, pero ahora realiza ambas funciones en Envenenados, obra que debuta mañana en la sala Finis Terrae.

“Escupí al cielo y se me devolvió por tres”, reconoce entre risas el actual rostro de Mega.

Sobre el escenario expondrá la vida de Ana (Paulina Eguiluz) y Mario (César Sepúlveda), un matrimonio desgastado que lleva años intentando infructuosamente tener hijos. La crisis se ve acentuada por la aparición de Luis (Francisco Celhay), un amigo de la pareja que se instala en su departamento, lo que desata la confesión de antiguos secretos que hacen evidente lo contrario de sus posturas.

“Es una obra que habla de la relatividad de las verdades, especialmente en temas morales y valóricos. Algo que sucede constantemente en Chile, donde muchos parecen ser dueños de la verdad y no transan en ello”, explica el también productor de la obra.

-¿Qué te hizo renegar de tus palabras y volver al teatro?

-Poco a poco comenzó a nacer esta historia en mi mente, la llevé al papel y pensé que era una buena idea dirigirla. Pero es un proceso largo, complejo. Al llevarla a escena te das cuenta que hay cosas que agregar y otras que sacar. No corresponde decir que uno es lo mejor en lo que hace, pero me defiendo.

-¿Punto a favor el ser un actor tan reconocido?

-Tiene sus pros y sus contras. Reconozco que para el tema de difusión y publicidad ayuda, pero a la vez luchas contra algunos prejuicios que hay tanto de algunos espectadores como de colegas.

-¿Te quedas bajo el escenario o hay planes de subir a las tablas?

-Por ahora me quedo abajo. Quizás más adelante, pero por ahora me centro en Envenenados y en otras dos obras que llegarían el próximo año. El propósito es hacer una trilogía hablando de las realidades de los chilenos.