Plaza de Armas será centro cultural y gastronómico

Natalia Heusser

Martes 05 de julio de 2016

Proyecto que se inicia el segundo semestre incluye remodelación de los portales Bulnes y Fernández Concha.

Luego de casi dos años de trabajos, en diciembre del 2014 la Plaza de Armas de Santiago mostró una nueva cara.

Este proyecto urbano incluyó un cambio en el Portal Bulnes, que está en la vereda oriente. Ahí, los locatarios de los clásicos puestos de carteras y mochilas fueron trasladados al paseo Ariztía (San Antonio 550), para poder convertir el sitio en un paseo peatonal.

Y las transformaciones continúan. La remodelación del kilómetro cero está dentro de un plan de renovación patrimonial mayor, en el que se quiere potenciar la plaza como un centro gastronómico y cultural para la ciudad.

De esta manera, durante el segundo semestre se iniciarán operaciones en el Portal Fernández Concha (donde están los puestos de completos) y nuevamente se tocará el Portal Bulnes. En el primero, con la ayuda de una empresa privada, se mejorará el equipamiento y la higiene; y en el segundo se harán terrazas para locales de comida, justo entre la calle y el inicio del portal (ver foto pequeña).

“Principalmente se mejorarán de manera importante los espacios comunes de los locales. El Consejo de Monumentos Nacionales aprobó los trabajos en el Portal Fernández Concha, donde se pondrán más basureros, se mejorará la iluminación, se instalarán rejas nuevas, se recuperarán los letreros y se cambiará el pavimento. Ahora hay que definir el plan de obras para hacer las operaciones por partes para que intervengan lo menos posible en las actividades de los puestos”, explicó a La Hora Cristian Moreno, director ejecutivo de la Corporación de Desarrollo de Santiago (Cordesan).

“Se mejorarán de manera importante los espacios comunes de los locales”.

Cristian Moreno, director de Cordesan.

Lo anterior causa un poco de dudas en el sector. “Son buenas estas intervenciones porque es progreso para todos. Lo malo es que puede que tengamos que parar nuestra atención al público y eso nos deja en incógnita”, opinó Ana Riveros, del local de completos Don José.

Por su parte, María Teresa Huenuleo de Al Tope, agregó que “está bien que remodelen porque el sector está muy feo, partiendo por la plaza que quedó más fea que antes”, dijo.

Cuando se terminen estas obras, vendrá la intervención del Portal Bulnes. “La idea es que se instale un centro gastronómico con terrazas, replicando lo que se encuentra en el costado poniente de la Plaza (al lado de la Catedral)”, dijo Moreno.

Para eso se hará un recambio de los locales que actualmente están en el lugar. “Será algo natural y paulatino, dependiendo del contrato de arriendo que tenga cada tienda, porque hay algunas que están a corto plazo y otras a largo plazo. No forzaremos nada”, especificó.

Coincide Felipe Alessandri, concejal de Santiago. “Esto no será de un día para otro. Esperamos que se inaugure en la próxima administración. La idea es que se abran restoranes que no necesariamente sean caros, pero sí que sean buenos para recibir a los santiaguinos y los turistas. También queremos que funcionen durante la noche. Si tenemos un espacio bonito y tenemos a gente tocando música, toda la dinámica de la plaza cambiará. Quiero dejar en claro que el proyecto ha sido impulsado por la administración de la alcaldesa Carolina Tohá”, precisó.

Hace un año que Alfredo Torres está a cargo de la sucursal de calzados El Roble que está en el Portal Bulnes. Si bien dijo conocer el proyecto, no pensó que se materializaría. “Se nos había dicho que querían hacer un polo gastronómico, como en Francia, alrededor de torre Eiffel. Ahora vuelve el fantasma del cambio”.

Portal Bulnes así se vería:

  • Los locales de comida contarán con patente comercial y de alcoholes.
  • La idea es que los locales atiendan durante el día y la noche.
  • Se aumentará la seguridad del sector.
  • De a poco, según vayan venciendo los contratos, se irán cambiando los locales que hoy existen.
  • En la fachada del edificio, sobre las terrazas, se pondrán pinchos anti palomas.