Providencia multará el maltrato a mascotas

Natalia Heusser

Jueves 07 de julio de 2016

Después de diez meses de trabajo, el Concejo Municipal de Providencia aprobó por unanimidad una ordenanza municipal que regula la tenencia responsable de mascotas y que de paso las reconoce como “seres que sienten”.

De esta manera se obliga a los dueños de animales a entregarles un espacio apropiado, atención veterinaria preventiva, tenerles limpio el lugar que habitan, recoger sus deposiciones en parques y vías públicas, proveerlos de identificación y promover la esterilización temprana, entre otras cosas.

Quienes no cumplan con la normativa se arriesgan a multas que van de 1 a 5 UTM (de $45.724 a $228.620)

Margarita Adasme, encargada de la oficina de Protección Animal del municipio, explicó que la ordenanza será fiscalizada, en gran parte, a través de las denuncias que se reciban en la oficina de Protección Animal, a través de inspectores, cuidadores de parques o Seguridad Ciudadana.

Una de las disposiciones más controversiales, debido a lo difícil de su regulación, apunta a que los amos tienen el deber de sacar a pasear a sus mascotas “con los resguardos de seguridad tanto para la mascota como para su entorno, de modo de favorecer acciones como el ejercicio, interacción con el medio y socialización”.

¿De qué manera se garantiza el cumplimiento de este punto?

Adasme despejó dudas. Señaló que en caso de que una persona le conste que un perro pasa todo el día encerrado en un balcón o nunca lo ve salir de un departamento, puede recurrir a las autoridades para estampar la denuncia.

“Vamos a necesitar una participación efectiva de los vecinos respecto a estos temas. Esto tiene un importante componente educativo y la idea es que la gente sepa que si tiene un perro debe sacarlo a pasear. En caso de que no sea así, efectivamente se puede hacer la denuncia y nosotros tendríamos que constatar si efectivamente es por algo puntual o si es algo que siempre se da”, indicó.

“Fiscalizar que una persona no pasea normalmente a su perro es difícil de probar”.

En este sentido, el concejal Jaime Parada también apuntó a las denuncias. “Cuando un vecino vea que el perro del departamento de al lado está en estado de abandono, mal alimentado o no lo sacan a pasear, esperamos que funcione el mecanismo de denuncia”, detalló.

Por su parte, el concejal Rodrigo García Márquez, quien además es abogado, adelantó que la puesta en marcha de la ordenanza será engorrosa.

“Fiscalizar que una persona no pasea normalmente a su perro es difícil de probar. El tribunal que ve estas infracciones, que es el Juzgado de Policía Local, sanciona en mérito de las pruebas ofrecidas y para eso el vecino que denuncia tendría que llevar testigos que declararan que el perro no sale de su hogar. Mientras no se acredite, la palabra de esta persona no vale nada. Además, este tema de las denuncias podría ser objeto de venganzas para mortificar a un vecino o para desquitarse con él”, comentó.

En esta línea Josefa Errázuriz, alcaldesa de Providencia, señaló que para evitar que se produzcan estos problemas entre los vecinos “tenemos un centro de atención legal, un servicio gratuito, que no actúa a la primera denuncia, investiga y promueve una buena convivencia entre vecinos”.

Prioridades

García Márquez afirmó que si bien este tema es importante, para él no es el primero en la lista. “Muchos temas se han dejado de lado, como la seguridad o el aseo y ornato, que son una prioridad, no así este tema. Pero yo lo aprobé y mi voto está”, dijo.

La alcaldesa, en tanto, argumentó que esta ordenanza era de suma relevancia y que se ha trabajado junto a otras que también son fundamentales, como una sobre la no discriminación y otra de participación ciudadana.

Reconocen a los animales como seres que sienten

Para el concejal Jaime Parada, el tema central de la ordenanza tiene que ver con el reconocimiento de que los animales son seres que sienten.

“Es lo que me parece más simbólico. Por primera vez un cuerpo normativo reconoce que los animales son capaces de sentir porque tienen sistema nervioso central”, indicó.

Para el cumplimiento de la normativa, que debe entrar en vigencia antes de un mes, se realizará un trabajo de sensibilización de los vecinos. “Trabajamos con muchas personas ligada a estos temas para que la gente conozca este tema. También lo difundiremos en redes sociales”, dijo Margarita Adasme.