95% de chilenos quiere eliminar iva a los libros

Emma Antón

Lunes 11 de julio de 2016

Especialistas descartan que el IVA sea un verdadero problema a la hora de leer.

Según una encuesta realizada por In Situ, un 85% de los chilenos está de acuerdo con la afirmación de que leer en nuestro país es caro y un 88%, que leemos poco. Y en especial, un 95% cree que se debería eliminar el impuesto al libro.

De acuerdo al centro de investigación In Situ, solo el 28% de los encuestados lee entre dos y cinco horas a la semana, mientras que el 34% lo hace menos de dos horas y un 14% sencillamente no lee.

Entre los que dedican tiempo a leer, el género preferido es el romántico (32%), seguido por la ciencia ficción (31%) y la historia (30%). Los relatos de aventuras (16%), poesía (11%) y teatro (5%) se ubican al final de las preferencias.

Si bien el precio de los libros resulta una limitante para algunas personas, el que se puede ver agudizado por el IVA, varios especialistas en el tema descartan que sea el problema principal tras la poca lectura de los chilenos.

Solo excusas
Juan Carlos Fau, dueño de la librería Qué Leo, asegura que los libros siempre han sido baratos, que el precio promedio bordea los $10 mil, sobre todo los más demandados, y que se pueden encontrar libros hasta a $300. A juicio del librero, la gente no es honesta y no declara por qué no lee, sino que se limita a buscar excusas.

“Sería una respuesta sensata decir que no se lee porque no hay interés, pero la gente tiene la idea de que decir eso no es debido, porque te miran feo; prefieren inventar otra excusa, como que no se tiene plata”, argumenta.

“Sería una respuesta sensata decir que no se lee porque no hay interés”.

Juan Carlos Fau, dueño librería Qué Leo.

Por su parte, Marcela Valdés Rodríguez, directora de la Biblioteca de Santiago, destaca que hay muchas oportunidades para acceder a la lectura, como las bibliotecas públicas. Agrega, además, que es necesario generar políticas de fomento desde la primera infancia y poder generar un placer por el hecho de leer.

“La gente sí está yendo a la biblioteca. Nosotros tenemos la experiencia del domingo pasado en la Biblioteca de Santiago, donde hicimos un evento de animé y llegaron 11.900 personas; de ellas, un alto porcentaje sacó libros para la casa”, ejemplifica Valdés.

falta una política lectora
Verónica Abud, directora ejecutiva de la Fundación La Fuente, también resta importancia al precio de los libros, estimando que eliminar el IVA efectivamente abaratará sus costos, pero que eso no es suficiente para que los chilenos seamos más lectores.

“Tenemos horarios no compatibles con el mundo de hoy día: la biblioteca se cierra a las 6 de la tarde, entonces, ¿quién alcanza a ir? Además, no tenemos una política lectora, todas las que se han escrito jamás se han implementado porque hay tres entes gubernamentales que nunca han tenido la voluntad de juntarse, que es el Ministerio de Educación, la Dibam y el Consejo del Libro”, detalló.

Es así como Abud recalcó que el problema no es el IVA, y coincidió con Valdés sobre la importancia de fomentar la lectura desde niños.

“El sistema escolar se dedica a matar el gusto por leer, porque escolarizó la lectura y obliga a poner notas por libros que impone el currículo, y a eso hay que sumarle que las bibliotecas escolares no son buenas. El colegio se encargó de convertir la lectura en algo utilitario”, dijo Abud, cuya fundación creó, entre otras, Biblioteca Viva en centros comerciales.

01

03

02

04