Vinculan a nieto de Freud con desaparición de Madeleine McCann

Sebastián Alburquerque

Viernes 17 de junio de 2016

Clement Freud, quien murió el 2009, tenía acusaciones por pedofilia y se  reunió con los padres de la niña pocos días después de que se perdiera su rastro, en 2007.

Sir Clement Freud fue famoso en el Reino Unido por ser el rostro de una recordada campaña publicitaria de comida para perros, por ser presentador de radio y televisión durante la década de 1970 y por ser miembro del Parlamento británico. Murió en su escritorio a los 84 años, en 2009.

Ahora, un programa de televisión transmitido el miércoles lo acusó de pedofilia y lo vinculó, indirectamente, con la desaparición de Madeleine McCann.

El programa de ITV, Exposure, muestra que Clement Freud, nieto del mundialmente reconocido psicoanalista Sigmund Freud, habría abusado sexualmente de niñas desde fines de la década de 1940 hasta 1970. Al menos una de ellas vivió en su casa, siendo acogida por Freud y su esposa. Otra de las víctimas relata que incluso la habría violado cuando ya era miembro del Parlamento.

El nexo portugal

La policía que investiga la desaparición de Madeleine McCann tomó esta revelación como una nueva pista a investigar. Freud tenía una mansión en Praia da Luz (sur de Portugal), donde desapareció la menor, e invitó en al menos dos oportunidades a los padres de Madeleine a su casa, a pocas semanas de que se le perdiera el rastro.

En 2007, cuando la niña se perdió, Clement Freud, quien no conocía previamente a los McCann, los recibió en su casa. Y posteriormente mantuvo contacto con ellos a través de llamadas y correos electrónicos.

La familia de Freud declaró que Sir Clement no estaba en Portugal en el momento de la desaparición, y que no han sido contactado por la policía en ningún minuto.

Sin embargo, investigadores de la Operación Grange, la investigación que hasta ahora indaga lo que ocurrió con la menor, podrían tomar el hecho como una pista. Colin Sutton, ex investigador policial ligado al caso, al menos así lo cree. “Si esto es algo nuevo para la policía, ciertamente hubiese tenido mucho potencial para investigar”, dijo a The Telegraph.

La madre de la niña, Kate McCann, escribió el 2012, en su libro sobre la desaparición, “Gracias a Dios que ha existido gente como Clement, que nos hizo sonreír en una etapa tan difícil”.