¿Habrá un bajón tras el éxito de la Roja?

Carlos Fuentealba

Jueves 30 de junio de 2016

El Apertura 2016 tendrá la difícil misión de atraer a los fanáticos tras una Copa Centenario de alto nivel y que, encima, terminó con el título de Chile.

El primer partido local que se jugó el año pasado tras la obtención de la Copa América fue un Everton-Wanderers que terminó con batalla campal en Sausalito. Así de duro fue el regreso del hincha chileno a la realidad local; el torneo lo resintió, transformándose en el de menor asistencia en diez años.

Por eso, a dos semanas de que comience el nuevo campeonato y con una advertencia del Sifup de llamar a paro por el sistema de ascensos y descensos, vale la pena preguntarse cómo se ve el panorama tras el éxito chileno en la Copa Centenario.

Para el periodista e historiador del fútbol chileno, Edgardo Marín, “es posible que el escenario se repita como herencia de la gestión de Jadue, que perjudicó a los campeonatos locales y privilegió a la Selección porque de ahí obtenía beneficios personales. En un plazo mediano, cuando volvamos a los campeonatos con dos ruedas y con un diseño atractivo, eso podría enmendarse, pero ahora no me gustaría estar en los zapatos de Arturo Salah. Habría que pensar en rebajar el precio de las entradas u ofrecer espectáculos en el entretiempo”.

El psicólogo deportivo Rodrigo Cauas, en tanto, cree que “seguramente en los espectadores habrá una disminución de la emoción porque no verán a los mismos jugadores ni el mismo nivel, pero no para decir que entrarán en depresión, porque habrá otros eventos como la Copa Sudamericana, por ejemplo. Esto sí se puede dar en los actores más involucrados, los jugadores, ya que después hay una baja en las endorfinas”.

El escritor Luis Urrutia O’Nell, alias Chomsky, tampoco avizora un torneo auspicioso: “Es lo más probable porque tiene que ver con una curva de emocionalidad y de lo que ofrece el espectáculo. El torneo local es muy distinto, se juega más lento, con menos dinámica y, además, no ofrece mejores tarifas ni comodidades que otros espectáculos como el cine o la hípica”.

El Premio Nacional de Periodismo Deportivo, Julio Salviat, es un poco más optimista. “En la primera fecha irá seguramente mucha gente, pero si a la tercera fecha la U y Colo Colo andan mal, ten por seguro que el público bajará”, comenta.

Salviat, eso sí, descarta que el éxito de la Copa América logre cambiar algo. “En el Mundial del 62 era diferente. Ahí asistimos a una futbolización del país, se agregaron nuevos actores como las mujeres en los estadios. Hoy eso ya existe”, postula.