Goic y nueva serie: "Chile es un país de apariencias”

Ignacio Tobar

Miércoles 22 de junio de 2016

Le faltan cigarrillos. “Espérame un poco”, dice Alejandro Goic al teléfono y sale a comprar. Está -cuenta luego, mientras enciende el primero- en un café pituco “y no hay baño para lisiados. O sea, si acá no hay imagínate lo que pasa en una fuente de soda más popular. Este país es muy hipócrita”.

Gracias a Bala loca, la serie que CHV estrena en julio y que toca el tema de la prensa y el poder, Goic se inmiscuyó en el mundo de los minusválidos. Su personaje es un periodista de investigación que termina trabajando para la farándula y que sufre un accidente que lo deja en silla de ruedas.

10 episodios tendrá la primera producción de Filmosonido.

“Estuve tres meses en silla de ruedas y descubrí algo terrible: el amor de este país por las apariencias. Termina la Teletón y se acabó el tema. Y la ciudad es cruel y enemiga del discapacitado. Además está el efecto Chino Ríos, porque nadie respeta un estacionamiento para minusválidos. Chile es un país de apariencias”, reclama Goic, defendiendo la condición de Mauro Murillo, su papel en la producción de Filmosonido.

La serie, cuyo elenco incluye a Alfredo Castro y Aline Kuppenheim, fue grabada en formato cine con una cámara RedEpic y se extenderá por diez capítulos.

Goic explica: “Yo armé a este personaje como el anti violín Teletón, traté de hacer desaparecer la silla de ruedas. Mauro Murillo no es un pobre discapacitado, se ríe de sí mismo y tiene una vida sexual activa. Mi idea es que no se note la silla”. Para ello recibió “tips y trucos” de uno de los productores ejecutivos de la serie, Marcos De Aguirre, quien quedó en silla de ruedas en 1987 tras una lesión medular post viral.

-Tu personaje es como Pamela Jiles, que del periodismo convencional se pasó a la farándula.
-Él quiere recuperar ese pasado ético. La serie es una crítica al periodismo de hoy. Murillo quiere volver a ese periodismo de investigación con un diario virtual, quiere esa épica. Y la serie llega justo hoy que en Chile está el Milico-Gate, el tema de las Isapres que nadie lo aborda a fondo. Estamos llenos de periodistas que son rostros de empresas, algo que es inconcebible para ese oficio, por eso que se llama conflicto de interés. Yo siento que el periodismo no está cumpliendo con el rol que le compete, con periodistas casados con empresas. Es una herida en la democracia.

-¿No crees que, a su modo, los actores hacen lo mismo siendo rostros de marcas y trabajando en productos desechables?
-Pero un actor no es lo mismo que un periodista, que tiene que ser objetivo y que informa. Sobre todo porque trabaja para el poder. Son funciones distintas. Si un actor es rostro de una empresa tendrá sus contradicciones y tiene que hacerse cargo de lo que esa empresa representa, con sus tasas de interés en el caso del retail y con las consecuencias que eso trae. En el caso de la farándula, los periodistas se vuelven voceros de un producto y ya no sabes para quién trabaja.

58 años tiene Goic, actor, director y dramaturgo.

-Tú, que eres un actor admirado y respetado por su gremio, ¿qué piensas de las teleseries malas y sin contenido?
-Los actores lo hacen porque es el pan, querido amigo. Por hambre, porque tu trabajo se vuelve mercancía para comer. Y la televisión es el único medio que te da estabilidad, y te lo digo yo que he hecho teatro toda mi vida.

-Pero son tan malas esas teleseries…
-Mira, TVN tuvo la oportunidad de cumplir su misión y reclutar a los mejores actores, directores y dramaturgos para hablar de las reformas educacional, tributaria. Pero se lo farreó. Se farreó esa chance de atrapar a un público joven que quiere tramas más complejas y personajes tridimensionales y que también tiene capacidad de consumo, que es lo que les importa a los avisadores.

-Y perdió la chance.
-Aunque aún es tiempo con series. Es un hecho que la televisión abierta está muriendo, porque los cabros ven todo en el teléfono. Pero lo que no morirá son las series. Bala loca es un ejemplo. Y me parece muy bien que vaya por CHV en la TV abierta, aunque da lo mismo donde la des, porque un producto de calidad no muere. Además que esta vez tenemos un elenco fenomenal. Y sigue la línea de productos como Los 80, de Volver a mí, con esa factura técnica, de guión y actoral. En mi caso mi trabajo sirve por el apoyo de mis compañeros que son fenomenales, eso es una gracia de esta serie, el elenco.

Fanático de Bielsa y el Mago Valdivia

En plena Copa América, Alejandro Goic deja de lado un rato su crítica al periodismo y habla del balompié.

De entrada declara: “nací con la pluma de Colo Colo puesta”.

Como ex futbolista de ligas amateur, el actor analiza a la Roja de Pizzi. “Me sorprendí de lo bien que estuvo Chile con México, donde al final, lo que pasó es que asomó el mérito de Marcelo Bielsa, que marcó las directrices y las estrategias agresivas del equipo. Todo esto es obra suya”.

Respecto de las estrellas de Chile, admite que “mi jugador favorito es el Mago Valdivia, es excepcional, un artista, un creador maravilloso. Yo lo quería ver en el equipo. También me gusta la actitud de pichanguero de Alexis, que está en todas y que tiene algo muy teatral, lo ves jugar y dices ‘este gallo disfruta como nadie lo que hace’, eso mismo debe generar un actor en el público”.