¿Sabías que en México se baila la chilena?

Cristian González Farfán

Viernes 17 de junio de 2016

Jorge Negrete, Luis Miguel, Cantinflas, El Chavo del 8, Carrusel y hasta Lucerito. Incontable ha sido la influencia de la cultura mexicana en nuestro país. Basta con echar un vistazo al campo chileno para comprobar que, a menudo, una ranchera se canta con más fervor que una cueca. En el país del norte, el influjo de la cultura chilena no ha sido tan determinante, pero hay algunos casos curiosos. Chile y México detrás de la pelota.

Los murales que el gobierno mexicano regaló a Chillán tras el terremoto.

Luego del terremoto de 1939 en Chillán, el gobierno mexicano del presidente Lázaro Cárdenas le regaló a la ciudad un establecimiento educativo: la Escuela México.
No conforme con ello, Cárdenas envió a dos de los más señeros representantes del muralismo mexicano: Xavier Guerrero y David Alfaro Siqueiros. Ellos, en 1940, pintaron dos frescos en la escuela, inscritos en 2004 como Monumento Histórico Nacional. Actualmente, el recinto permite el ingreso de turistas, de lunes a viernes. Durante el Mundial Sub 17 que se realizó en Chile, la selección mexicana de la categoría visitó las obras de Guerrero y Siqueiros, tituladas “De México a Chile” y “Muerte al Invasor”, respectivamente.
Del otro lado, en México existe un palacio de gobierno con un mural de un pintor chileno. Se trata de Osvaldo Barra Cunningham- alumno de Diego Rivera- quien en 1960 retrató la historia mexicana en el edificio sede del estado de Aguascalientes.

La “rancherita” chilena de Chanco 

Imagen Imagen 139193Conocido es el arraigo que tiene la música mexicana en las zonas rurales de Chile. La representante más genuina de la ranchera y el corrido en nuestro país fue Guadalupe del Carmen, seudónimo de Esmeralda González Letelier. Renombrada así en honor a las vírgenes patronas de cada nación, la artista nacida en Chanco jamás pudo cumplir su sueño de cantar en México. En 1987 fue la última vez que la invitaron. Tres semanas antes de viajar, Guadalupe sufrió una descompensación y falleció. Como homenaje a su hija ilustre, la Municipalidad de Chanco organiza cada año el Festival del Cantar Mexicano Guadalupe del Carmen. “Es una de las figuras fundamentales de la música popular chilena de toda la historia, igualable a nombres como Ester Soré en la interpretación de tonadas, a Margot Loyola en su trabajo de proyección folclórica y a Violeta Parra en la composición de música chilena de raíz”, escribe el periodista Fabián Llanca en el sitio Musicapopular.cl.

Los tacos se toman de arriba y se echan a la boca 

Cada vez es más común en Chile hacer tacos para algún festejo. No obstante, esta deliciano se parece en nada a la que se vende en México. “De partida, el taco se hace con tortilla de maíz o trigo. Acá en Chile solo se usa la de trigo. Y la tortilla es doble, para evitar que caiga el jugo. Además, se toma por arriba y se echa de inmediato a la boca. Lleva muchas salsas y no usa lechuga. Cuando llegué a Chile, tomaba el completo por arriba y me manchaba entero. Después aprendí que se agarraba de abajo”, dice entre risas el mexicano Federico Aguilar, dueño de la taquería Los Miserables del Barrio Bellavista. Aguilar llegó en 2010 a Chile y dice que los estadounidenses distorsionaron el taco real que se come en México.

La “chilena”, la danza que se baila en Oaxaca y Guerrero

Sola de Vega, pueblo ubicado al sur de México, se hace llamar “la cuna de la chilena”. En efecto, esta danza es muy popular en algunas zonas de los estados de Oaxaca y Guerrero, y tiene coreografía y métrica similares a la cueca chilena. Se baila con pañuelo.
El historiador Moisés Ochoa Campos postula que la danza se introdujo en México en 1822, cuando miembros de la escuadra chilena llegaron a Acapulco a apoyar la guerra de la independencia del país del norte. Otra versión, del musicólogo mexicano Vicente Mendoza, consigna que la chilena se configuró como tal hacia 1850, lo que coincide con la llamada “fiebre del oro” en California.