Las ventajas de estudiar en el extranjero

Natalia Heusser

Jueves 16 de junio de 2016

Ya sea a través de una empresa privada o por Working Holidays, chilenos de todas las edades tienen la oportunidad de aprender este idioma en otro país. Dos jóvenes cuentan su experiencia.

Darlyn viajó mientras estaba en el colegio

Darlyn Villalobos tiene 17 años y es de Curanilahue, Región del Biobío. El año pasado hizo una pausa en sus estudios de enseñanza media y a través de AFS, una empresa que realiza intercambios culturales, viajó a Dinamarca para aprender inglés.

Cerró su año escolar con el primer semestre y de agosto del 2015 a febrero de este año, partió a esta aventura.
“Viví con una familia anfitriona y no tuve problemas. Fue una experiencia intensa y un poco más complicada de lo que creí, pero el saldo es positivo. Aprendí muy bien inglés, ahora lo entiendo y lo hablo, a pesar de que no era el idioma oficial de Dinamarca. Aunque aún me falta avanzar más en la parte gramática, sé mucho más de lo que podría haber aprendido en un curso en Chile, por eso lo recomiendo totalmente. Siento que es algo sumamente necesario para cualquier persona, ya que también cambia la forma de ver el mundo. Antes yo era otra persona y estando afuera me encontré con otra realidad, lo que me sirvió para tener otro concepto de Chile, más amplio. Feliz me iría a otro país, creo que el otro año comenzaré los trámites para viajar a Australia”, cuenta.

Pía tomó el curso cuando terminó la  universidad

Pía Quezada (31) viajó a Irlanda para aprender inglés durante siete meses en el 2013. El trámite lo hizo a través de un conocido en México, quien trabajaba para una agencia. “Era una inquietud que tenía hace mucho tiempo, pero durante el colegio y la universidad hice deporte de alto rendimiento y no podía viajar por mucho tiempo. Quería hacerlo para vivir una experiencia diferente. Sabía que era vital hablar inglés y haciendo un curso en Chile sentía que no sería lo mismo”, dice esta odontóloga.

Señala que pudo viajar libremente durante seis meses por Europa, ya que la visa de estudiante le permitió dedicarse a eso seis meses y luego recorrer varios países por otros seis. “Antes de contactarme con el mexicano, Europa no era opción. Sólo pensaba en EE.UU. o Australia”, cuenta.

-¿Resulta más fácil aprender inglés en el extranjero?

-Es más fácil que estando en un país de habla hispana. Escuchas el idioma todo el día y no solamente cuando estás en clases. Igual todo depende del interés que se tenga, de los grupos que frecuentes. La idea es no juntarse mucho con compatriotas para no hablar en el idioma madre. Sin duda, es mucho más rápido el aprendizaje.

-¿Qué le recomiendas a alguien que quiere estudiar inglés en el extranjero?
-Que lo haga sin dudar, ya que fue una de las mejores experiencias de mi vida. Aparte de aprender inglés, disfruté cada momento. Conocí lugares hermosos, gente extraordinaria, hice grandes amigos de todas partes del mundo. Aparte de comer mucho y engordar, aprendí a tolerar olores, sabores y a conocer culturas diferentes.

Working Holidays permite trabajar y vacacionar

Muchos optan por la visa especial Working Holidays, la que permite estudiar, trabajar y vacacionar al mismo tiempo en el extranjero. Actualmente Chile posee acuerdos con doce países para que jóvenes, entre 18 y 30 años, conozcan otras culturas y puedan costear su estadía a través de su desempeño en diferentes áreas, ya sea restaurantes, hoteles o industria de la construcción, entre otros.

Working Holidays es un sistema cuyos planes están sujetos a los requisitos legales de las leyes migratorias que cada lugar establece.El último convenio se firmó con Hungría, lo que entregará doscientos permisos de residencia temporal cada año para que un grupo de chilenos trabaje en una actividad secundaria.

Nueva Zelandia, Australia, Alemania, México, Colombia, Perú, Corea del sur, Francia, Canadá y Suiza son los destinos que se pueden visitar. Con los dos últimos países existen convenios de movilidad, muy similares a los Working Holidays. Además, se están concretando alianzas con Polonia, República Checa, la región china de Hong Kong, Finlandia, Irlanda, Suecia, Tailandia y Japón.

Para más información, se puede ingresar a este link del Ministerio de Relaciones Exteriores: bit.ly/27QRoie

Los cursos duran desde dos semanas en adelante

Education First (EF) es una empresa que ofrece cursos de inglés en el extranjero, en ocho países diferentes, a personas de 11 años en adelante.

José Tomás Larraechea, gerente de marketing de EF Chile, señala que los planes de estudio van desde las dos semanas hasta un año académico y el más barato tiene un valor de $963.820. “Son cursos a la medida, por lo que cada persona puede escoger lo que más le convenga según sus objetivos. Todos pueden optar a tomar un curso de idioma en el extranjero, lo único que puede variar son los requerimientos de visado por país. Si quieren trabajar además de estudiar, también dependerá de la visa”, señala.